Chistes de Navidad


Como el juez prometió ser tolerante est

Como el juez prometió ser tolerante esta navidad le pregunta a un acusado:
Hombre, ¿De qué se le acusa?
De haber hecho mis compras navideñas con anticipación.
Hombre, pero eso no es un delito, ¿Con cuánta anticipación las compró usted?
Antes que abrieran la tienda.

Una señora tenía un pavo que estaba mu

Una señora tenía un pavo que estaba muy gordito y quería matarlo para navidad, pero la señora era muy nerviosa, así que contrata a un tipo para que mate al pavo. El tipo le dice:
Yo lo mato, pero antes deme una botella de vino para marear al pavo.
La señora le da la botella y el tipo se encierra en corral con el pavo, y en vez de darle el vino al pavo se lo toma él. Al rato sale un poco ebrio y le pide otra botella de vino a la señora y le dice:
Mire señora, para que vea que no la engaño, y le da media botella al pavo y él se toma la otra mitad y se vuelve a encerrar con el pavo en el corral, peor como ya se estaba demorando mucho, la señora se preocupa y entra al corral y ve al tipo con el pavo y le pregunta:
Oiga, ¿va a matar al pavo?
El borracho le responde:
¡A mi amigo no lo toca nadie, carajo!

¿Sabes cúal es el letrero mas leido en

¿Sabes cúal es el letrero mas leido en Navidad?
"No incluye baterias".

Había una vez dos niños uno pobre y un

Había una vez dos niños uno pobre y uno rico. Era época de navidad, y el niño rico recibió muchos juguetes. El niño rico le preguntó al pobre:
¿Y a tí que te trajo Santa?
Un topoto, le contestó el niño.
¿Qué es eso?, preguntó el niño rico.
No te puedo decir, le contestó.
Horas después el niño rico va con su papá y le dice:
Papá, papá, quiero un topoto.
¿Qué eso?, preguntó el papá.
El niño le contesta:
No sé, pero mi amigo lo tiene y no me dijo lo que era.
El papá va con el niño pobre y le dice:
Te doy todo lo que recibió mi hijo si me enseñas tu "topoto".
Está bien, pero primero traiga los juguetes, contesta el niño pobre.
15 minutos después llega el señor con los juguetes y le dice al niño pobre:
Aquí están los juguetes, ahora ve por tu mentado topoto.
El niño le contesta:
Esta bien, ahorita voy por mi "topoto".
El niño se va caminando y se mete al baño, agarra el tubito de cartón del rollo de papel, camina hacia afuera y le dice al papá y al niño rico:
Aquí está, esto es un topoto.
El señor le contesta:
¡Eso es un tubo de cartón!
Deje, le muestro, dijo el niño pobre, y se puso el tubo en la boca y empezó a cantar:
To-po-to-,topo-to-topo.

Dos viejitas están merendando y una le

Dos viejitas están merendando y una le dice a la otra:
Esta leche no está buena.
Y la otra le responde:
Y mañana Navidad.