Chistes de Otto Pérez Molina


Molina está en la playa con su esposa entonces este le dijo:

-¡Gordita!

-¿Dime?

-Alejate de la playa. Ahí anda una lancha cazando ballenas.

El presidente Otto Pérez está muy ocupado en la ciudad de Guatemala. Entonces le manda un mensaje a su esposa:

-Querida, llego en media hora.

-¿Y si todavía no has llegado en media hora?

-Sacas el celular y vuelves a leer el mensaje.

¿En qué se parece un ratón de computadora a Molina? En que si no lo pulsas y lo arrastras no da resultado.