Chistes de Vecinos


Un vecino al otro: ¡Oye!, y tú, ¿Por

Un vecino al otro:
¡Oye!, y tú, ¿Por qué cierras las cortinas cada vez que tu mujer se pone a practicar sus lecciones de canto?
Para que los vecinos no crean que le estoy pegando.

Mamá, ¿Los vecinos del quinto son pobr

Mamá, ¿Los vecinos del quinto son pobres?
No, ¿Por qué?
Es que Juanito se ha tragado un duro, y están todos preocupados.

Una amiga le contaba a otra: Mi marido

Una amiga le contaba a otra:
Mi marido y yo somos inseparables.
La amiga le contesta:
¿A poco andan siempre juntos?
¡No, es que cuando nos peleamos se necesitan hasta 8 vecinos para poder separarnos!

Unos vecinos se encuentran en la calle,

Unos vecinos se encuentran en la calle, y uno dice:
Yo no me puedo levantar por las mañanas.
Y el otro dice:
Yo siempre me levanto cada día a las 3.
Y el otro dice:
¿A las 3? ¿y cómo lo haces?
Pues hago, 1, 2, 3, y me levanto.

Era una vez una familia tan pobre, pero

Era una vez una familia tan pobre, pero tan pobre que tenía un pollito y para que no se muriese de hambre lo mandaron a la casa de los vecinos, entonces el papá de la familia le pregunta por la pared al pollito:
¡Pollito! ¿Cómo está eso allá?
El pollito responde:
¡Pior, pior, pior!